Aluviones: Alarmas de cambio climático

El desastre “natural” ocurrido la noche de ayer en el sector de La Gasca, dejará de ser una “rareza” y se convertirá en la “normalidad”. Pues la deforestación, uno de los problemas ambientales más fuertes de nuestro tiempo, seguirá destruyendo suelos y aportando en el aumento de la temperatura del planeta. Así, lamentablemente la anomalía se transformará en algo común.


Por definición, un aluvión se describe como un fenómeno natural con barro y agua que arrastra material suelto por una ladera, quebrada o cause de rio. Puede viajar por muchos kilómetros transportando rocas, ramas y todo lo que encuentra en su camino, alcanzando un gran tamaño y velocidad.


Pero realmente es ¿natural, normal?

gif

Es natural cuando se produce según el ciclo de un ecosistema, pero no es natural cuando las condiciones del clima se alteran debido al cambio climático. La emergencia de La Gasca tiene varias causas: deforestación causada en la zona alta de las faldas de Pichincha, temperatura en cada vez más elevada, incendios provocados, incremento de viviendas sin prospección a futuro, la falta de política pública medio ambiental y de desarrollo.


Alarmas climáticas desde hace 12 años atrás


Ya en el 2011, el Distrito Metropolitano de Quito señaló a la contaminación ambiental como el tercer problema más importante de la ciudad, detrás de la inseguridad y la movilidad, según una investigación.


De acuerdo a este estudio, el principal problema ambiental era la contaminación del aire (85%), seguido por el manejo y disposición de basura (60%), ruido (15%), pérdida de bosques (13%), cambio climático (9%), contaminación del agua (7%) y extinción de especies de flora y fauna (3%).


Sin embargo, las acciones de las autoridades (tanto públicas como privadas) han sido invisibles para hacer frente a estos datos, dar prioridad a las probabilidades meteorológicas y trabajar a favor del cumplimiento del artículo 14 de la Constitución: “Los ciudadanos tenemos derechos de vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.”


El cambio climático no es solo un tema de medio ambiente

gif

Como todos observamos en las noticias, la catástrofe de La Gasca dejó familias de luto, niños perdidos, parques destrozados, señalética de tránsito en la basura, automóviles destruidos, animales domésticos lastimados. Toda una ruleta de problemas: sociales, familiares, de salud pública, de tránsito, obra pública y servicios básicos.

Francisco Aguirre, Ingeniero Ambiental y especialista en asuntos de cambio climático señaló “Hay que entender al cambio climático no como un tema solamente de medio ambiente, sino como un problema de desarrollo, porque limita las perspectivas de desarrollo social, cultural y económico en un territorio”.

Lo que nos lleva a cuestionar con más énfasis qué tipo de ciudades estamos construyendo, cuál es papel de los ciudadanos, los medios de comunicación, las empresas, las autoridades.


¿Qué tipo de gestión de riesgos se maneja en Quito? ¿Está en mira de las autoridades designadas la prevención de riesgos ambientales? ¿Qué pasa con las construcciones inmobiliarias que crecen cada vez más y sin los permisos necesarios?


Enero 2021


Justo hace un año, en enero de 2021, barrios del centro norte de Quito se tomaron la autopista Mariscal Sucre en contra de las construcciones que el mismo Municipio de Quito planeaban hacer.


Los activistas ciudadanos ya anunciaron los posibles deslaves que se presentarían gracias a las consecuencias de la tala de los árboles, los suelos débiles y la exposición a las muertes por continuar sin planes de gestión a largo plazo de la ciudad.


https://www.pichinchacomunicaciones.com.ec/barrios-del-centro-norte-de-quito-se-tomaron-autopista-mariscal-sucre-en-contra-de-construccion-de-cementerio-urkupamba/


Desde SICMA


Declaramos que se necesitan sistemas de vigilancia más estrictos, políticas públicas de prevención de riesgos ambientales más fuertes, por ende una regularización mayor de las organizaciones. Porque estamos próximos a concebir al cambio climático, no como una rareza sino con normalidad. La anomalía se transformará en algo común. Aunque se corten todas las emisiones, estaremos encerrados en un planeta devastado por los siglos venideros.

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo